segurogeneral.com.

segurogeneral.com.

Conoce las exclusiones de un seguro de hogar antes de contratarlo

Introducción

Los seguros son una herramienta importante para proteger nuestro patrimonio y nuestra tranquilidad. Entre los seguros más comunes se encuentra el seguro de hogar, el cual nos protege ante eventos imprevistos como robos, incendios, inundaciones, entre otros. No obstante, es importante conocer las exclusiones de un seguro de hogar antes de contratarlo para saber exactamente qué nos cubrirá y qué no.

¿Qué es un seguro de hogar?

El seguro de hogar es un contrato que establece una compañía aseguradora con el fin de proteger una vivienda y sus contenidos ante posibles eventos que puedan dañarlos. Este seguro cuenta con diferentes coberturas, como responsabilidad civil, robo, daños por agua, incendios, entre otros.

Las exclusiones en un seguro de hogar

A pesar de que el seguro de hogar nos ofrece una gran protección ante posibles imprevistos, existe una serie de exclusiones que debemos conocer antes de contratarlo. Estas exclusiones son aquellos eventos o situaciones que el seguro no cubrirá en el caso de que sucedan. Algunas de las exclusiones más comunes son:

Daños ocasionados por negligencia

Una de las exclusiones más comunes en los seguros de hogar son los daños ocasionados por negligencia. Esto significa que si no hemos tomado las medidas necesarias para proteger nuestra casa, el seguro no cubrirá los daños que ocurran como resultado de nuestra negligencia. Por ejemplo, si no hemos reparado un techo con filtraciones, y se produce una inundación, el seguro no cubrirá los daños.

Perjuicios intencionales

Otra de las exclusiones es la de los perjuicios intencionales. Esto significa que si el daño ha sido causado intencionalmente por el titular del seguro o por un tercero que tenga relación con él, el seguro no cubrirá los daños ocasionados. Por ejemplo, si quien causa el incendio en la vivienda es el dueño de la casa, el seguro no cubrirá los daños ocasionados.

Daños producidos por inundaciones

Aunque mencionamos que el seguro de hogar suele cubrir los daños producidos por inundaciones, esto no es siempre así. En ocasiones las compañías aseguradoras exigen la contratación de una cobertura específica para inundaciones, sin la cual los daños producidos por ellas no estarán cubiertos.

Daños ocasionados por terremotos y volcanes

Algunos desastres naturales como terremotos y erupciones volcánicas no están cubiertos por los seguros de hogar. Sin embargo, las compañías aseguradoras suelen ofrecer pólizas adicionales que cubren estos eventos.

Daños por actos de guerra

Los daños producidos por actos de guerra o invasiones extranjeras suelen estar excluidos de la cobertura de los seguros de hogar. En caso de que se produzca una situación de este tipo, el seguro no cubrirá los daños.

Coberturas opcionales

Además de las exclusiones, existen una serie de coberturas opcionales que podemos contratar para completar nuestro seguro de hogar. Algunas de ellas son:

Cobertura de robo fuera de la vivienda

Esta es una cobertura que nos protege ante robos o hurtos de objetos fuera de nuestra vivienda, como bicicletas o móviles. Esta cobertura es opcional, y sujeta a un límite económico.

Cobertura de rotura de cristales

Esta cobertura nos cubre ante la rotura de cristales de ventanas o puertas, ya sea por un evento accidental o provocado por terceros.

Cobertura de responsabilidad civil

La responsabilidad civil cubre los daños que podamos causar a terceros en nuestra vida cotidiana. Esta es una cobertura que no deberíamos dejar pasar, ya que cubre los costes de indemnizaciones en caso de que tengamos algún accidente.

Conclusión

Es importante conocer las exclusiones de un seguro de hogar antes de contratarlo. No contratar un seguro sabiendo exactamente qué nos cubre y qué no puede ser una mala decisión, ya que en caso de producirse algún siniestro que no esté contemplado en la cobertura, tendremos que afrontar los costes de los daños producidos. Por ello, es fundamental informarse bien antes de contratar un seguro de hogar, para poder estar prevenidos ante posibles imprevistos.